Café Villa Tunari,
el mejor de Bolivia

Catadores internacionales consolidaron con un promedio de 92 puntos, al municipio de Villa Tunari del trópico de Cochabamba, como el mejor café de Bolivia, en la tercera versión del torneo nacional café presidencial Evo Morales Ayma, según informes oficiales del Fondo de Desarrollo Integral (FONADIN).

Después de haber pasado las dos primeras fases del torneo, 24 micro-lotes de café fueron seleccionados para competir por el primer lugar. El ganador será beneficiado con 30 mil dólares.

 

Las 24 muestras que fueron seleccionadas para continuar hasta la tercera fase del torneo, la “Fase Internacional”,fueron sometidas a un proceso de prueba. Durante esta etapa previa a la semifinal, al menos 10 catadores nacionales de café, cataron 109 muestras, llegando a clasificar 73 micro-lotes, explicó José Luís Quispe, principal organizador del evento.

 

Productores de café de diferentes partes de Bolivia, como Santa Cruz, Cochabamba y La Paz participaron en la tercera versión de este torneo que culminará en noviembre con una subasta internacional.

 

A la subasta ingresarán 18 muestras que clasificaron en la tercera fase del torneo llevada a cabo en Coroico del 12 al 15 de Octubre, los cuales corresponden a los municipios de Caranavi, La Asunta y Villa Tunari, dijo Erlan Oropeza, director del Fondo Nacional de Desarrollo Integral (Fonadin).

 

Es la primera vez, que Villa Tunari, en representación de Cochabamba, obtuvo la puntuación más alta en este torneo, llegando a ocupar el primer lugar. El señor Valeriano, de Villa Tunari, es el productor que obtuvo el premio.

 

Por otra parte, es importante destacar que más del 95% de la producción de café se da en Caranavi, por lo que la mayoría de las muestras presentadas al concurso, provenían de Los Yungas.

 

Según la Asociación Nacional de Productores de Café (ANPROCA), el objetivo principal del torneo, consiste en incrementarlos niveles de producción de este estimulante natural, no solo en Los Yungas,sino también en Villa Tunari, y otros puntos de Bolivia, además de potenciar la exportación de este producto.

 

“Hemos visto que en los últimos años, la producción de café a nivel Bolivia ha caído bastante, principalmente en lo que corresponde a exportaciones (…) la libra del café oro que se vende al exterior está en uno punto cinco dólares, y lo que queremos nosotros al año, es darle mayor valor agregado al café de exportación”, explicó Erlan Orotesa director nacional del Fondo Nacional de Desarrollo Alterativo (FONADIN).

 

Agregó que el año 2015, el café se vendía al exterior a un costo de siete punto siete dólares la libra, llegando a costar hasta el año pasado, ocho punto ocho dólares.

 

Mencionó que algunas de las razones por las cuales la producción de café ha disminuido, principalmente en cantidad, se debe a plagas como “arroya y ojo de gallo” que dañan los cafetales, las variaciones del clima, y debido a la longevidad de muchas de las plantas de café, ya no rinden las misma cantidad de frutos. Muchos de los cafetales, los que se encuentran al norte de La Paz por ejemplo, tienen más de 30 años.   

 

La organización de este evento, está a cargo del Consejo Nacional de Taza Café Boliviano, en coordinación con la Asociación Nacional de Productores de Café (ANPROCA), la Federación de Caficultores Exportadores de Bolivia (FECAFEB), el Gobierno Municipal de Caranavi, Ministerio de Relaciones exteriores y el Fondo Nacional de Desarrollo Alterativo (FONADIN) organizaron la tercera versión de este torneo de Café.

 

La invitación al torneo estuvo abierta a todos los productores de café en Bolivia, con la condición de ofrecer por lo menos 15 quintales de café al torneo.

Informó uno de los organizadores del concurso.

Cafetales en el Trópico Cochabambino

Dirigentes en representación de los productores cafetaleros, indicaron que existen 500 hectáreas en el trópico boliviano, destinadas a la producción de este estimulante natural, de las cuales 96 se encuentran en Villa Tunari.

Además aseguran que desde hace 15 años se inició el cultivo de café en la zona. 

La planta de café provee frutos después de tres años de haber sido cultivada. Agrónomos del medio aseguran que Villa Tunari posee las condiciones adecuadas para potenciar la producción de café.Dato que resulta alentador para continuar con la estrategia de cultivo integral en el Chapare. 

 Método que ayuda a conservar la fertilidadde la tierra. Resultado que espera ser una promesa para los suelos del Chapare.Terreno que se ha vuelto en muchos casos hostil debido a la sobreproducción dela hoja de coca, indicó uno de los ingenieros agrónomos que asiste proyectos deagronomía en la zona.

 

El café, una alternativa medicinal

En más de una ocasión, no faltó el niño ola niña que con cara agriada rechace una invitación a tomar café. El argumento más común ha sido quizás el típico: “Mi mamá me prohibió tomar café, solo los adultos deben hacerlo”.

 Sin ánimo de cuestionar, y mucho menos fundamentar este argumento, no es por nada que esta sustancia se haya convertido en una de las más consumidas por el ser humano. Un ranking de las bebidas más solicitadas en el mundo, coloca al consumo de “café” en el puesto número tres. Según el sitio oficial de PlanetaJoy, 4.600 tazas, es decir, más de 397 millones de tazas (de café) se venden por día.

Por otra parte, las responsabilidades aumentan a medida que una persona crece, y a la par se le suma el desgaste energético, que según la biología, demanda el organismo. 

 En este caso, el café, que posee altos contenidos de cafeína, se convierte en un estimulante alternativo para afrontar este problema.

Continuando con la lista propiedades medicinales que posee este elemento natural,  informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), mencionan que esta sustancia ayuda a combatir problemas de asma yal menos dos tipos de cáncer. 

 

Historia

La historia menciona, que las primeras plantas de café, fueron traídas a Bolivia, por esclavos africanos de la nobleza, que huían de Brasil.
En un primer momento, cuenta la historia, los cafetales sirvieron para marcar límites entre los latifundios.

Recién a inicios de los años 50, vieron el potencial comercial que ofrecía la venta y producción de café. Desde ese instante, Bolivia decidió apoyar a los productores de café a fin de beneficiar a los bolsillos de estos, y obviamente generar ingresos.

Olor a Coca

y

Olor a Café

Charlar con don Valeriano, no fue nada sencillo. Él habla quechua, y yo el tan sofisticado idioma de la clase alta y culta, la lengua de” los cambas”. Sólo como paréntesis, hace algunos años, una modelo cruceña, se atrevió a decir que en Bolivia, no todos usábamos pollera, y éramos indígenas. Algunos, los que pertenecen al oriente boliviano, específicamente a Santa Cruz, son otra clase de personas. “chocos, rubios, simpáticos y saben hablar inglés”. No tengo ganas de ahondar en el tema, sólo lo mencionaba. La diferencia de idiomas, entre don Valeriano y yo, tornó un poquito difícil la entrevista que necesitaba hacerle y fue inevitable recordar ese “hito farandulero” que provocó una serie de críticas al respecto. 

Su sonrisa enorme mostraba mucha felicidad. Algunas arrugas en su rostro moreno, decían que me encontraba con un hombre de más o menos 45 o quizás 50 años. 

 “Hace cuatro años que don Valeriano cultiva café. Este año, tuvo su segunda cosecha consecutiva”, me explicaba uno de los organizadores del Torneo Nacional Taza Café Calidad Presidencial “Evo Morales Ayma”, que habla quechua tanto como habla el castellano. Aceptó ser traductor durante la entrevista que estaba teniendo con el representante de Cochabamba, que llegó a conseguir la segunda puntuación más alta del torneo en su segunda fase, me refiero al señor Valeriano.

Parecía que por un instante, losVillatunareños que se encontraban en el consejo municipal de Villa Tunari, para la clausura de la fase nacional del torneo, sentían mucho orgullo por el logroa alcanzado gracias al esfuerzo del nuevo productor de café. 

 “El municipio de Villa Tunari dio las semillas a varias familias para incentivar la creación de cafetales”, agregó el traductor. Al poco tiempo, y sin dejarme continuar con mi siguiente pregunta, agregó:

“Al menos 150 familias son beneficiadas con este proyecto de producción de café en El Chapare”.

 

Aunque la charla me parecía bastante informativa, y el traductor me facilitaba la comunicación con don Valeriano, mi sentido del olfato no podía dejar de distraerse con la mezcla de aromas y olores que se concentraban en el lugar. Parecía que se había desatado una pugna de olores. Por un lado sentía el tan delicioso aroma a café y frutas. Por otra, el tan marcado olor a coca.

 Ambos aromas, se podían diferenciar claramente, pero ni el uno ni el otro se desvaneció. Percibirlos fue sencillo, ignorarlos, fue la tarea complicada para la señorita beniana que se encontraba ansiosa por probar el capuchino caliente. La crema que cubría el café, tenía el diseño de unos corazones. Debo admitir, que me gustó el detalle, tanto que no me di cuenta que no tenía azúcar, hasta que alguien me ofreció colocarle. 

 El señor Valeriano está motivado a ganar. Ser el segundo con esa puntuación, le da muchas esperanza de obtener el premio mayor, y obviamente ser beneficiado con la subasta internacional. 

“Tiene que ir a Coroico, a la clausura dela fase internacional don Valeriano”, lo animaba el traductor.

 “Tiene que ir a Coroico, a la clausura dela fase internacional don Valeriano”, lo animaba el traductor.

 

Así cataron el Café
en el torneo

"Torneo nacional Taza Calidad
Café Presidencial, Evo Morales Ayma"

2017

“Catar el café en Villa Tunari, no es lo mismo que catarlo en los Yungas”, afirmó uno de los organizadores del torneo, en la clausura de la asegunda fase de este evento. Sin mayor explicación continuó diciendo, “Sin embargo, haremos una demostración de cómo se cató el café estos días para elegir las muestras seleccionadas que pasaron a la fase internacional de este concurso”.

 

Antes, e impulsada por el deseo de saber con precisión cómo cataron el café estos días, me acerqué a un señor con un mandil que se encontraba detrás de la máquina de café.

 

¿Cómo está?, le pregunté. -Bien- , respondió muy amablemente. Después de una breve conversación, supe que el señor era dueño de un café (local) en Cochabamba. Apoyó a los expertos que cataron el café en el torneo, me dijo. “Yo los acompañé, estuve en el proceso”. Tomando en cuenta eso, me atreví a pedirle que me explique el proceso.

 

Normalmente, un catador prueba entre ocho y diez muestras, me dijo y comenzó su explicación.

 

Nos acercamos a una máquina tostadora. Ahí explicó que para catar el café, es necesario tener muestras nuevas recién tostadas, o como se diría comúnmente “muestras frescas”. En esta ocasión, se tostó 300g. durante unos nueve minutos aproximadamente. Después de este paso,el café debe ser molido. Para esta tarea específica, explicó el empresario, el café fue molido a una densidad muy suave para obtener una muestra gruesa.

 

Después de este procedimiento, debe enfriar. Generalmente, se hace con un día de anticipación, añadió. Las muestras obtenidas deben pasar a pocillos. Y para cada una deben existir, mínimamente cuatro. Los cuatro, recalcó, deben contener la misma cantidad de café. Y deben ser cuatro, porque debe haber dos pocillos con la misma muestra de café, encada lateral de la mesa. Así, al momento de catar, los expertos pasan bordeándola mesa, idealmente seis por lado, de modo que la cata se haga de manera más organizada.

 

La primer prueba para catar el café, es la de aroma en seco. Los catadores deben levantar con las dos manos el pocillo con la muestra, dar pequeños golpesitos, y sentir el aroma. De modo, que captan en un primer instante su esencia, si es intensa o no, y a que aroma alude.

 

El siguiente paso, es la prueba de aroma en húmedo, o la nata. En este instante, se vierte agua caliente a cada pocillo con la misma muestra de antes. Claramente se visibiliza la formación de una nata. En esta ocasión, el experto debe acercarse al pocillo, e inhalar el olor que desprende desde su base. Aquí debe calificarse si el café mantiene o no el aroma que se percibió en un primer instante, y de igual manera la intensidad.La variación del olor entre una etapa y otra, significa que la muestra tiene algún defecto.

 

El siguiente paso, es la prueba gustativa.La nata que se había formado anteriormente, debe ser limpiada. Con dos cucharillas se rompe la nata, y evacua a un vaso extra. Limpiando la cuchara enagua limpia que contiene otro envase y así evitar que las muestras se confundan.

 

Cuando se hace la limpieza, el experto debe absorber el café, para incrementar oxígeno y distinguir mejor el sabor.

 

En todas las pruebas, el café debemantener su esencia. Si se pierde, entonces la muestra aún no está lista,concluyó.

 

This is only a preview. Start publishing!

Enquire now

This is only a preview.
Start publishing!

Subscribe now to begin publishing your Shorthand stories. All plans offer flexible hosting options, best-practice training & online support.

Enquire now
As used by
  • BBC
  • Hearst Magazines
  • Guardian
  • Telegraph
  • Save The Children
  • ABC
  • Trinity Mirror
  • Fairfax Media
  • Haymarket